BLOG

 

Cómo afecta el frío a nuestra piel

El frío causa vasoconstricción en los capilares de la piel, los capilares se contraen disminuyendo la irrigación. Esto causa que no lleguen suficiente oxigeno ni nutrientes a las células de la epidermis, dejando la piel con un aspecto apagado. También se retrasa el ciclo de la renovación celular y se acumulan las células muertas, causando una sensación de tirantez y falta de confort debido a que esta capa de células muertas impide que la secreción sebácea natural de la piel llegue a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejando la piel seca y sensible.

¿Qué tipos de piel son más propensas a la aparición de este problema de enrojecimiento cutáneo?
Las pieles más secas, finas y claras suelen ser más propensas al enrojecimiento cutáneo ya que tienen menos glándulas sebáceas y, por lo tanto, la barrera protectora de la piel debilitada. Al ser más finas, visualmente se percibe la microcirculación más a la superficie de la piel.

¿Qué factores pueden influir en que este problema se haga más serio?
Un cambio climático extremo durante un periodo de tiempo acumulado puede debilitar los capilares de la piel: el calor dilata los capilares mientras el frío los constriñe. Si los capilares se debilitan, acaban siendo más permeables y esto puede causar cuperos visibles en la superficie de la piel o la condición cutánea que conocemos como cuperosis.

¿Cuál debe ser la rutina de cuidado facial de una persona de piel sensible?
Las pieles sensibles tienen que tener mucho cuidado a la hora de elegir productos cosméticos. La limpieza y la hidratación son imprescindibles, pero siempre utilizando productos adecuados para este tipo de piel.

En Clínica Neive te asesoramos para que elijas el producto  @Skeyndor que mejor se adapte a tu piel.  Consúltanos sin ningún compromiso.  Además te realizamos un estudio gratuito de tu tipo de piel 

☎️ cita al  958 174 696 o 663 408 120.

TAGS > , , ,

DEJANOS TU COMENTARIO